viernes, 21 de marzo de 2014

Confiteor mea culpa

Perdóneme padre porque he pecado, he caído en las garras de la tentación; el diablo es muy astuto, sabe bien que uno es débil. Yo defiendo causa justa, aquello ético y moral, con un fuerte ideal, mas he traicionado mis principios a drede y a conciencia, conciencia que ahora duele. He dado la espalda a lo justo y he apoyado lo impío, ansiaba que sucediera y por ello pido perdón. Es una trampa, una piedra con que tropezar, pero no es la primera ni va a ser la última, y por ello pido fuerza, para poder sortearlas, aunque no esta vez, esta vez me regocijo en mi desvío, y soy culpable de tan grave falta, de hipocresía y de impureza, suciedad y odio. ¿Pero no es lo malo menos malo si apela a lo bueno del recuerdo? ¿No es virtuoso servir al prevalecer de un pasado glorioso? Me pido a mí mismo aceptar por verdaderas estas falacias, pero mi integridad reclama que un presente descompuesto que rememora tiempos anteriores no hace sino corromper dicha reminiscencia mientras se transmuta en hado. Y lo sé, lo sabía y lo seguiré sabiendo, empero voy a ignorarlo, y este es mi sumo yerro, en pos de una ilusión que en penitencia me dará solaz.


Pero no importa, pues voy a vivir Spira una vez más.










Acerca de Anti

Su nombre real es Albert, pero como no tenéis ninguna foto
sigue siendo inmune las Death Note. Estudiante de
ingeniería industrial, gamer, amante y gamer otra vez,
tiene la ridícula esperanza de que alguien en alguna parte
se fije en sus textos. Quiere dominar el mundo para poder
destruirlo sin impedimentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario