miércoles, 30 de septiembre de 2015

Shade: El hombre cambiante


Empecé a leer Shade: El hombre cambiante por culpa de Hellblazer. Bueno, seamos más concretos: por culpa de cierto arco argumental de Peter Milligan al final de Hellblazer. Para los que no estéis al tanto de esa etapa, en un momento puntual Milligan decide rescatar del olvido a un viejo personaje de la línea Vertigo que relanzó el a principios de los 90 y... bueno, ese arco es un puto coñazo, pero el personaje de Shade me pareció bastante curioso; súmale a eso que aunque su etapa en Hellblazer no me apasionó sí tuvo varias ideas interesantes y tienes todos los ingredientes necesarios para convencerme de leerla (máxime si en la biblioteca de Santiago están los 30 primeros números y solo tengo que leer en digital los 40 restantes). 

Quién me iba a decir que lo de "El hombre cambiante" se podría aplicar tanto al resto del cómic, y no siempre para bien.

Shade nos presenta una historia peculiar: Shade (Dios, empiezo a estar harto de repetir esta palabra cada dos líneas y no poder cambiarla porque es el nombre del cómic y del protagonista) es un alienígena humanoide que es enviado a la tierra a detener "El grito americano", una especie de fuente de locura que traerá el caos y la destrucción a nuestro mundo si nadie la detiene. El problema llega cuando a medio camino se va a tomar por culo su medio de transporte, su cuerpo queda atrapado entre dimensiones y acaba metiéndose en el cadáver de un preso recién ejecutado por asesinato. Desorientado, perdido y sin tener ni idea de dónde diablos buscar al Grito acaba obligando a unírsele a Kathy, una chica para nada inestable y a la cual seguro le sentará genial tener de compañero de fatigas a un tío que vive en el cuerpo del bastardo que mató a sus padres. Es decir, seguro que esto no le hace tomar ninguna decisión impulsiva respecto a la supervivencia de su compañe-

¡Jesús mujer relájate, que aún estamos en el primer número!

La premisa mola un huevo, lo admito. Coges a un personaje clásico de la compañía y lo reinicias creando algo totalmente nuevo, siendo el enfoque escogido uno que recuerda mucho al genial American Gothic de Alan Moore durante su etapa en La cosa del pantano (esto es bueno); sin embargo, que la idea sea buena no hace que el resultado esté a la altura de la misma (eso es malo). Algunas de las historias tienen un enfoque y narración muy interesantes (la historia de Hollywood es muy top, capítulos 5 y 6), pero las demás no terminan de brillar tanto y están muuuuuuuuuuy americanizadas, algo que nunca había notado con las etapas de Azzarello o Ennis en Hellblazer (hacen algo similar también por USA) ni con la ya mentada Cosa de Moore. No es que no puedas leerlas sin corear U-S-A, U-S-A, pero así como los demás ejemplos mostraban una sociedad pero sin caer en chiclés aquí cualquier diría que Milligan no sabía qué hacer y se dedicó a tirar por lo fácil con las referencias.

Aún así, no creo que ese sea el principal problema de Shade; de hecho, esta primera parte fue con diferencia la que más disfruté y que ahora al revisar para la reseña más positivamente me sorprendió. El problema es que lo de "cambiante" se aplica también al cómic, pues cada 20 capítulos aproximadamente a Milligan le da un esperrengue y cambia radicalmente toda la dinámica de la serie. Es cierto que las series tienen que saber adaptarse a los tiempos y que algunos de mis títulos favoritos como The Maxx o Authority tienen cambios MUY GRANDES en sus personajes y ritmos, pero mientras que allí se nota que lo hacen para explorar nuevas facetas de los protagonistas o iniciar nuevos arcos argumentales la sensación que me dio Shade es la de que Milligan estaba desesperado por captar nuestra atención y hacía esto a modo de cliffhangers gigantes. Soy consciente que es una acusación muy fea y que no estoy dando datos concretos sino la percepción que tuve leyéndolo, pero de verdad que desde el final de The Maxx no sentía tanto que un autor estaba improvisando, con la salvedad de que en The Maxx se trata de los últimos 7 capítulos de un total de 35 y en Shade esto lo noté por primera vez en el capítulo 30 y hasta el 70 que la sensación no solo se mantuvo sino que se repitió no pocas veces.

Además, no solo la evolución (muchas veces radical y de golpe) de los personajes me llama la atención para mal, sino que el estilo de las historias, el dibujo y la narración también cambian mucho, y esto resulta especialmente llamativo cuando se mantiene el mismo equipo creativo de principio a fin (Peter Milligan al guión y Chris Bachallo a los lápices). Y sí, creo que en este caso es bastante para mal, pues comparad estas dos páginas al azar de los primeros números...



...con estas dos de los últimos:

Mientras os centréis en el estilo y no en intentar descifrar los diálogos y/o los personajes no tendréis riesgo de spoiler.


"Pero Sudit, eso de lo que te quejas se aplica hasta a ese Sandman que no paras de poner siempre como ejemplo de virtudes, además de que los cambios visuales y la narración mucho menos recargada fue un proceso transacional de la época". Sí, es cierto, pero os aseguro que he leído muchos cómics largos de esta época y NUNCA había sentido un cambio tan grande en una misma serie. Bueno, sí, en Hellblazer al comparar sus primeros capítulos y los últimos, pero Hellblazer duró CASI 25 AÑOS. ¡Y aún así seguía notando un cambio más gradual y lógico que en Shade! ¡Aún cambiando de guionista y dibujante cada diez capítulos! Por cierto, resulta curioso la comparación con The Sandman porque leyéndolo he tenido la sensación una y otra vez de que Milligan intentaba imitar la fórmula de Gaiman sin tener el talento necesario para llevarla a buen puerto. En serio, comparad el estilo narrativo de los primeros capítulos de ambas series. 

Y bueno, poco más puedo añadir a estas altuSÍ HOSTIA, EN LOS CAPÍTULOS FINALES MILLIGAN PIERDE EL RUMBO TAN FUERTE Y SE LE VA LA OLLA TAN A LA DESESPERADA POR SALVAR LA SERIE DE LA CANCELACIÓN QUE TERMINA PARECIENDO UNA PARODIA DE SÍ MISMA:



No es malo que una serie tenga esta clase de personaje o dinámica entre los protagonistas; lo que me parece de traca es que la introduzcas a 10 capítulos de cerrar junto con un montón de personajes nuevos (previo borrado selectivo de otros tantos para quitártelos del medio) y que te pases casi todos los capítulos haciendo referencias que no van a ninguna parte. Por Dios, que hay muchísimos capítulos que se pueden resumir en "No sabemos qué pasa así que perdamos páginas hablando de lo mucho que no entendemos y posibles significados de cosas que podrían ser importantes". ¿No me creéis? ¡Mirad esto!




Joder ¡que hasta hay un personaje al final que se dedica a recordar al resto que le hagan caso a la puta trama!



"Pero es que Shade no va de llegar a un final sino del viaje y" MIS COJONES 33, PERO QUÉ COÑO TE CREES QUE ES SHADE, ¿¡¿¡PLANETARY!?!? ¿¡¿¡KNYTT UNDERGROUND!?!? ¿¡¿¡¿¡EL PUTO SANDMAN!?!?!? ¡No! ¡No eres The Sandman me cago en Dios, deja de intentar imitarle y de improvisar cada puto número Milligan joder, que en el tiempo que me he leído tu puto cómic me podría haber terminado otra vez Revengeance o Bayonetta 2 o The Wonderfull 101 o PERO QUE TE DEN POR CULO HOSTIA, DE NADA SIRVEN UNOS BUENOS CAPÍTULOS INICIALES Y ALGÚN BRILLO PUNTUAL SI TE ESTÁS CACHONDEANDO ASÍ DE TUS LECTORES JODER


AAAAAAAAAJAJAJAJAJAJAJA ES GRACIOSO PORQUE CANCELARON LA SERIE

Jesús, qué a gusto me he quedado. ¿Queréis leer Shade? Cosa vuestra. ¿No queréis? Pues también. Yo me voy a mirar Redline, que tiene pinta de molar un huevo y hacerme gritar ROW ROW FIGHT THE POWER aunque no vaya ni de robots ni de TTGL.

PD. Si se os ocurre leerlo como a mi por lo que sale en Hellblazer ni caso, es totalmente incongruente con el ending y los personajes se comportan de una forma diferente a como lo hacen (ya no digo a como lo hacen al final de la serie, ojo, sino diferente a como lo han hecho en ningún momento de la misma). ¿Cual es el punto de retomar a un personaje si vas a sudar de todo lo que has hecho con él? Para eso reinícialo otra vez, no me vengas a soltar cosas que están en la continuidad y pasando de otras.

PD.2. Aunque las fotos estén en inglés Shade se puede encontrar en español tanto online como de manera legal en la vieja edición de Planeta, aunque actualmente no esté publicado por ninguna editorial.

PD.3. ¿Habéis notado cómo la entrada ha pasado de ser un texto serio e imparcial a uno más subjetivo a una rageada a una continuación de PD. que casi rallan la parodia? Casi podríamos decir que mi entrada es "cambiante", ¿eh eh eh ehe hehe he eh????

PD.4. Esto último también le da un toque "meta" a la entrada, pues siguen el mismo patrón que la serie en cada uno de sus cambios.

PD.5. Lo anterior es incluso mejor de lo que creéis porque resulta que el planeta del que viene Shade se llama "Meta". ¿Lo pilláis? ¿Meta? ¿Como lo que he dicho que es la entrada? Jejejejjejejejjajajjajejejjajojojo vale ya me callo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario